Como hacer laa técnica del esponjado

viernes, 9 de noviembre de 2012

Imprimir esta página
enviar correo
La técnica del esponjado
Esta semana la dedicaremos por entero a las paredes. Sí, a decorar y pintar las paredes de casa. Y es que cuando el fin de año se acerca, hay muchas personas a las cuales les gusta darle un toque fresco y renovado a sus hogares. Para lograrlo no será necesario gastar mucho dinero sino tan solo poner en práctica algunos trucos.
Tecnica del esponjado
En esta oportunidad veremos cómo se realiza la técnica del esponjado. Como puedes ver, el resultado final es muy chic ya que ofrece un efecto óptico de mayor profundidad y a la misma vez le confiere un toque de personalidad a la habitación. Eso sí, deberás armarte de paciencia si quieres obtener un resultado de calidad.
El primer paso es preparar la pared. Deberás fijarte si existen agujeros, desniveles o fisuras. En este caso, antes de pintar, deberás cubrirlos con un poco de cemento blanco o yeso. Espera a que se seque y alisa la superficie ayudándote de una lija. En el caso de que existan lugares donde la pintura vieja se esté cayendo, lo más recomendable es que la raspes hasta quitarla del todo.
El segundo paso es dar la capa de pintura, del color que desees. Déjala secar.
A continuación, prepara la pintura del esponjado, siempre diluida con un poco de agua. Ahora, introduce la esponja en la pintura, escúrrela y aplícala sobre la pared. El secreto está en que la esponja no gotee y en no apretar demasiado contra la pared. Si deseas lograr un efecto con un toque más delicado, la clave está en diluir la pintura con más agua. Eso sí, pruébalo primero sobre un papel.
En dependencia del tamaño de la esponja, lograrás un efecto más o menos grande. Te darás cuenta de que una vez que le has cogido el golpe a la cantidad justa de pintura, es una técnica muy sencilla ya que las pequeñas imperfecciones son parte de la decoración y apenas se notan.
Vale aclarar que el aspecto final también dependerá de la esponja que uses. Las esponjas marinas naturales son las más caras pero también son las mejores puesto que hacen un dibujo muy variado que es imposible de imitar con una esponja sintética. Sin embargo,  estas últimas son más baratas y fáciles de conseguir. Si optas por la segunda opción, lo mejor es recortar la esponja para que tenga una forma irregular. Recuerda que  si aplicas demasiada pintura, podrás remediarlo quitando una parte con una esponja seca.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada